SRP LOGO Articles publiés Soft Collision Side
Français
English
English
Deutsch

SRP Table à coussin d'air Comment commander Books The Science Journal The Minkowski Institute

Neurolingüística y física fundamental

Physique fondamentale

Presentaciones y otros artículos publicados


El 38% de los adultos de Quebec iletrados en 1994 => 50% en 2003 => 53% en 2013

(El 60% en algunas regiones de Quebec en 2021)

En Quebec, según las cifras de la OCDE de 1994, el 38% de los adultos de la población adulta se consideraba analfabeta o iletrada en diversos grados, es decir, 2 millones de personas de 16 a 65 años de edad de una población total de unos 7 millones, con una mayor proporción en el grupo de edad de 16 a 25 años, lo que indica que el problema se está agravando.

De hecho, en 2003 (9 años después), un 50% de la misma población de 16 años o más era considerada funcionalmente iletrada en diversos grados por la OCDE, lo que representa un aumento del 12%, según una Encuesta Internacional para la Alfabetización y las Competencias de los Adultos: "International Adult Literacy and Skills Survey" (IALSS).

En 2013, esta tasa había aumentado al 53%. Por último, en 2021, estamos hablando de una tasa de hasta el 60% en ciertas regiones de Quebec, siempre entre la población adulta de 16 a 65 años.

La causa de este constante deterioro

¿Cuál sería la causa de esta caída constante del nivel de conocimientos de nuestra población, que priva a tantos de nuestros conciudadanos de cualquier acceso al más mínimo trabajo que requiera un nivel mínimo de autonomía en la lectura?

Esta causa fue identificada y difundida en 1999, sin que despertara el más mínimo nivel de interés por parte de la élite intelectual de la provincia y, más específicamente, por parte de las autoridades políticas y educativas, lo que sigue ocurriendo a finales de 2021, como puede verse en el resultado de un nuevo intento de sensibilización. .

En resumen, la "Réforme Parent" de los años sesenta dejó de exigir el aprendizaje del francés hasta la autonomía lectora en el primer año de la escuela primaria, que era obligatorio y muy estrechamente supervisado antes de la reforma, y un dominio más avanzado a partir de entonces, que ahora se abandonó. Esto dio lugar a generaciones de niños con un conocimiento aproximado del francés, de las que salieron en los años 1980 las primeras generaciones de docentes con un conocimiento igualmente aproximado del francés, incapaces de comprender y enseñar los grandes clásicos de la literatura y de explicar nuestra historia, lo que llevó a la desaparición de estos cursos, considerados ahora demasiado difíciles, incluido el de la historia de nuestro pueblo, situación que no ha hecho más que empeorar desde entonces.

Perspectiva histórica

Según las cifras de la OCDE de 1994, desde los años 1970, la tasa de iletrismo funcional en la provincia de Quebec ha aumentado de forma constante a lo largo del tiempo hasta alcanzar un preocupante nivel del 34% de la población adulta de entre 16 y 65 años de edad, en una provincia en la que se exigía que todos los niños fueran capaces de leer de forma independiente al final del primer grado en los años 1950, so pena de tener que repetir el primer grado antes de pasar al segundo, y en la que la escolarización ha sido obligatoria hasta los 16 años de edad desde la década de 1960, a pesar de que una proporción cada vez mayor de nuestra población terminaba siendo iletrada.

A raíz de la preocupación generada por la creciente prescripción de psicoestimulantes para tratar los problemas de aprendizaje de los niños, que abandonaban la escuela en un número cada vez mayor antes de terminar el bachillerato sin ni siquiera ser capaces de leer correctamente, en la segunda mitad de la década de los noventa se llevó a cabo un estudio sociológico en profundidad para identificar la causa de este deterioro incontrolado de la calidad de la enseñanza de la lengua francesa en la comunidad franco-canadiense de la provincia de Quebec, deterioro que, obviamente, podría ser consecuencia de la mala calidad de dicha enseñanza.

La versión papel del estudio, titulada Élite en faillite/ Our Bankrupt Elite , se publicó en 1999, y se complementó con una operación sistemática de sensibilización en todas las facultades de educación de las universidades de Quebec, así como con el entonces Ministro de Educación, sin despertar el menor signo de interés

Una prueba clara de esta indiferencia es el hecho de que la tendencia crónica al descenso de los niveles de iletrismo funcional ha continuado sin cesar, alcanzando finalmente, con el paso del tiempo, el nivel apenas creíble del 53% de la población adulta de la provincia de Québec en 2013, según las cifras de la OCDE, aparentemente sin ningún indicio de que se estén aplicado o incluso considerado medidas radicales para revertir estos índices de descenso.

En Canadá, la educación está enteramente bajo jurisdicción provincial, lo que significa que cada provincia ha desarrollado su propio sistema educativo. El estudio sociológico realizado en los años 1990 se refiere exclusivamente a la evolución del sistema educativo en la provincia de Québec, por lo que el deterioro observado no es en absoluto aplicable a las comunidades franco-canadienses de otras provincias canadienses.

El sistema educativo de la provincia de Quebec era único en América del Norte antes de la reforma de los años sesenta, ya que, a diferencia de los sistemas educativos de otras provincias canadienses, que se basaban en los métodos tradicionales de enseñanza de las comunidades universitarias anglosajonas, era el resultado de una tradición local que había evolucionado en los anteriores 350 años y que se basaba en métodos de enseñanza tradicionales de inspiración enteramente europea. Estos métodos de enseñanza también sirvieron de modelo para los sistemas educativos de la comunidad francocanadiense en otras provincias canadienses, ya que muchos docentes de estas comunidades vinieron a recibir su formación en las escuelas de formación de los docentes ("écoles normales" en francés) de la provincia de Quebec, lo que contribuyó a la estandarización y mantenimiento en todo el país de la cultura francocanadiense.

Este sistema era administrado por una élite especializada al nivel de la maestría en pedagogía de la educación, formada en un sistema de estilo europeo independiente del sistema universitario norteamericano, y que había formado a docentes durante generaciones en una red de escuelas normales en las que la importancia del aprendizaje oportuno y correcto de la lengua materna se consideraba esencial para todos los niños. Por lo tanto, estos docentes se aseguraron, bajo la supervisión de inspectores encargados por las escuelas normales, de que todos los niños aprendieran a leer hasta que pudieran leer independientemente desde el primer año de la escuela primaria, de modo que no tuvieran dificultades para aprender todas las demás materias debido a cualquier falta de dominio de su lengua materna.

En un deseo de armonizar e integrar el sistema educativo de la comunidad francocanadiense en la provincia de Quebec con la red de universidades francófonas de la provincia, que en ese momento no contaba con una Facultad de Educación, estas facultades fueron creadas en la década de 1960 por académicos de diversos orígenes que no provenían de la élite quebequense de la época especializada en pedagogía y que tradicionalmente formaban a los docentes en la provincia de Québec.

Esta élite fue entonces liberada de la responsabilidad de formar a los docentes, y la mayoría fueron invitados a jubilarse o a convertirse en docentes, y todas las escuelas normales fueron cerradas sin que sus métodos probados de formación de docentes fueran importados a las nuevas Facultades de Educación, y aparentemente sin que estos académicos, nuevos participantes en el ámbito de la educación, estén impregnados de los conocimientos pedagógicos tradicionales del sistema universitario anglosajón en el resto de Canadá.

Esta nueva élite, ahora a cargo de administrar el sistema educativo de la comunidad francocanadiense de la provincia de Quebec, encabezada por un Ministerio de Educación de reciente creación, lamentablemente no se dio cuenta de la necesidad de continuar enseñando la lectura al nivel de autonomía a todos los niños en el primer año de la escuela primaria para facilitar su aprendizaje posterior de todas las demás materias, lo que era obligatorio y estaba estrechamente supervisado antes de la reforma.

La indiferencia mostrada por la comunidad educativa de Quebec hacia el estudio sociológico de 1999 fue al origen del proyecto de investigación sobre la neurolingüística general que condujo a la publicación formal de libros y artículos, que proporcionan una visión general de la investigación ya publicada formalmente en los años 1960 sobre el pensamiento conceptual, y que ya confirmaron la necesidad de este aprendizaje oportuno de la lengua materna para que todos los niños alcancen un desarrollo intelectual óptimo, es decir, conclusiones sobre el pensamiento conceptual que ahora se ven confirmadas por los nuevos conocimientos funcionales del cerebro, ahora disponibles gracias a las modernas imágenes de resonancia magnética (fMRI) y EEG.

El objetivo de este proyecto era poner a disposición de las comunidades docentes, que tal vez aún no sean conscientes de la necesidad del aprendizaje temprano de la lengua materna por parte de todos los niños, un amplio corpus de referencias a investigaciones concluyentes de larga data en este ámbito, que actualmente no están suficientemente referenciadas en la comunidad internacional debido a que los principales documentos de investigación y la bibliografía conexa aún no se han traducido al inglés, que es actualmente la lengua de comunicación general en la comunidad científica.

Conclusión del estudio sociológico

Se ha observado sistemáticamente que cuando los niños son entrenados adecuadamente en la lectura antes de los 7 años, tienden generalmente a permanecer tranquilos en relación con la norma para su edad, de acuerdo con los hallazgos de Chauchard, Doman, Dodson & Durkin, y finalmente Piaget, porque piensan y analizan cada vez con más claridad a medida que dominan el lenguaje con el que piensan, y así están progresivamente mejor equipados para comprender y controlar la creciente complejidad de los retos a los que se enfrentan a medida que crecen.

En la provincia vecina de Ontario, así como en Francia, donde este método se introduce a partir de los tres años, se está aplicando una práctica prometedora en algunas comunidades que está resultando una respuesta positiva a este problema.

En clases adaptadas, los niños pequeños se inician gradualmente en los primeros rudimentos de la lectura como si fuera un juego, porque el aprendizaje temprano de la lectura es el incentivo más eficaz para que los niños desarrollen el gusto por la lectura y acaben adquiriendo una amplia base de conocimientos generales, un proceso necesario para el desarrollo de la conciencia social en número suficiente para marcar la diferencia en nuestras sociedades.

Este enfoque sistemático debería permitir a nuestras sociedades mejorarse a medio plazo.

Por qué la Reforma "Parent" fue tan perjudicial

En resumen, el estudio sociológico de 1999, revela que el Ministerio de Educación de Quebec, creado en los años 1960a, dirigido por una élite anónima con aparentemente escaso conocimiento de las buenas prácticas educativas, se improvisó a sí mismo como especialista en educación, y dejo de enseñar la lengua materna hasta un nivel mínimo de independencia en la lectura, que antes era obligatorio desde el final del primer año de la escuela primaria, y repartió arbitrariamente este aprendizaje a lo largo de los tres primeros años de primaria, a pesar de que ya se había establecido científicamente que alcanzar este nivel de autonomía en la lectura se hace mucho más difícil a partir de los 7 años, debido a un proceso de maduración fisiológico irreversible (mielinización de las áreas verbales del cerebro) que se produce en todos los niños alrededor de los 7 años, lo que dificulta aún más la mejora posterior de todas las habilidades verbales cuyo nivel mínimo de fluidez no se haya alcanzado antes de ese limite.

El resultado fue un aumento constante de la tasa de analfabetismo funcional en la población adulta de la provincia de Québec, que alcanzó el nivel apenas creíble del 53% de la población en 2013, según las cifras de la OCDE. Al mismo tiempo, se ha producido un aumento constante de la prescripción de fármacos psicoestimulantes para controlar comportamientos que ya se sabía, en círculos verdaderamente informados, que se producían en los niños que no alcanzaban un dominio suficiente de su lenguaje en el momento oportuno, sin que haya indicios de que se estén aplicando, o incluso considerando, medidas radicales para revertir estos índices de deterioro.

Aparentemente completamente desconocedores de las dificultades de comprensión causadas por el inadecuado dominio de todas las habilidades lingüísticas por parte de los niños en el momento oportuno, pero percibiendo que cada vez menos alumnos tenían éxito en su aprendizaje, estos pedagogos anónimos no encontraron nada mejor para restablecer las tasas de éxito que de reducir paulatinamente el nivel de dificultad de los exámenes de acceso, incluso, colmo del absurdo, para el propio nivel de competencia lingüística, y de reducir el contenido de los cursos considerados demasiado difíciles de impartir en conocimientos generales en el nivel secundario.

El resultado, con el tiempo, fue que las siguientes generaciones de profesores, que procedían de este sistema fallido, estaban aún menos informados y no dominaban su lengua materna lo suficiente para enseñarla bien, comenzaron a formar a las siguientes generaciones de niños. De hecho, esto es lo que atrajo la atención de este autor en los años 1990, cuando recibimos una breve nota de la maestra de nuestra hija llena de errores ortográficos.

Al quedarse sin opciones para aumentar el índice de éxito, dados sus limitados conocimientos en pedagogía, estos anónimos pedagogos no encontraron nada mejor para resolver el problema que de eliminar definitivamente del plan de estudios de la enseñanza secundaria otras disciplinas consideradas demasiado difíciles, como la literatura clásica y la historia de nuestro pueblo, dos de los pilares de nuestra cultura franco-canadiense, haciendo que se marchitara con el tiempo hasta el punto de que las últimas generaciones de nuestro pueblo apenas conocen su propia historia y cultura.

Estos pedagogos anónimos fueron eventualmente reemplazados por otros anónimos recién llegados aún menos competentes educados en el sistema fallido que sus predecesores habían puesto en marcha, del cual ha surgido generación tras generación una nueva élite con insuficiente conocimiento general para desarrollar una conciencia social y suficiente competencia para la gestión racional de los asuntos públicos. Esto explica también por qué, ya a finales de los años 1990, nadie en esta élite ignorante, ahora al mando de todos los resortes, fue incapaz de entender y reaccionar a las señales de alarma que daban el informe de la encuesta de Cohen et al. y el estudio sociológico realizado paralelamente cuando se publicaron en 1999.

Colmo de la inconsciencia, 20 años después de la publicación del informe de la encuesta Cohen et al. y del estudio sociológico paralelo, 60 años después de la reforma improvisada de nuestro sistema educativo, nuestro Ministro de Educación Superior se dispone a prohibir la enseñanza de la historia de la civilización occidental, el último pilar que queda de nuestra cultura.

Históricamente, nuestra élite no es la primera que comete un suicidio cultural de este tipo al privar a sus élites de una enseñanza estructurada de su historia y de los conocimientos generales y filosóficos que son los únicos que les permiten desarrollar una capacidad para analizar y gestionar adecuadamente los problemas de la sociedad de mayor alcance que los de la vida cotidiana de los individuos.

Los Romanos ya nos habían mostrado el camino al prohibir la enseñanza de la ciencia heredada de los griegos, lo que nos recuerda esta declaración de George Santayana en The Life of Reason, Vol. 1, 1905: "Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo".

Posteriormente, la calidad de la educación en el Imperio Romano se deterioró hasta el punto de que, finalmente, nadie recibía una formación suficiente para permitir una planificación eficaz y amplia a largo plazo y una gestión racional de los asuntos públicos. A continuación, el Imperio se fue desmoronando ante la mirada indiferente de quienes se enorgullecían de formar parte de la "élite" del Imperio.

Las consecuencias

En Quebec, la capacidad de gestionar los asuntos públicos de forma inteligente ha disminuido tanto en los últimos 40 años debido al bajo nivel de conocimientos generales de las élites de la provincia que les priva de una capacidad racional para aprehender y gestionar adecuadamente los problemas de la sociedad, que salvo los pocos individuos que tienen un interés natural en estos temas, en todos los niveles de decisión de la estructura gubernamental, muchos gestores en activo se reducen a gestionar todos los casos a ciegas, seguir su reglamento general y sus procedimientos de la forma más minuciosa posible, sin tener en cuenta las particularidades de cada caso, para eximirse de toda responsabilidad por las consecuencias negativas de algunas de sus decisiones, que pueden ser especialmente desastrosas en ámbitos que afectan a los más vulnerables, como la salud y la protección de la infancia.

Cuando se producen señales de alarma por parte de quienes están al tanto de la evolución de problemas que quedan fuera de los estrechos límites de los procedimientos que los aseguran, estos directivos suelen ofrecer sólo silencio o respuestas no comprometidas a estas señales y mantienen, en contra de todo sentido común, situaciones que se han vuelto inaceptables para sus víctimas en lugar de remitir el problema al nivel superior que tendría la autoridad para intervenir, bloqueando constantemente la cadena de comunicación y decisiones desde la cima hasta la base de la estructura de gestión.

Algunos dramas recientes ampliamente difundidos en los medios de comunicación locales lo atestiguan dolorosamente. Por ejemplo, en los dos primeros meses de la pandemia, en algunos hospitales de cuidados prolongados, miles de personas murieron de covid-19 (unas diez veces más que en las provincias vecinas), o peor aún, de hambre y sed, abandonados a su suerte por el personal que huyó de las instalaciones, sin que nadie en la estructura de gestión lograra alertar a los más altos niveles de decisión, hasta que un día un periodista documentó públicamente la hecatombe fuera de control en un periódico local.

Otro caso de negligencia, tan incalificable que apenas es creíble, el de una niña de 7 años, cuyo nombre está prohibido publicar bajo pena de persecución legal, encontrada una mañana asfixiada hasta la muerte por estar completamente envuelta en cinta adhesiva, tras años de abusos. Feliz en sus primeros años mientras vivía con su abuela, más tarde fue puesta a la fuerza al cuidado de personas que aparentemente no la querían, un cuidado que continuó incluso después de que uno de ellos fuera declarado culpable de agresión agravada contra ella cuando sólo tenía 5 años. Ninguna de las campanas de alarma que hicieron sonar las personas preocupadas, o que incluso oyeron directamente, suscitó respuesta alguna por parte de las autoridades para ayudar a esta niña que, demacrada y parecía constantemente hambrienta, rebuscaba en los cubos de basura de la escuela hacia el final de su vida en busca de comida, a la vista y el conocimiento de las autoridades inmediatas.

Algunos casos por el lado de situaciones crónicas, que ningún responsable parece estar en situación de ayudar a revertir: Durante décadas, en algunos hospitales de cuidados de larga duración se ha servido una comida tan deficiente y poco apetecible que los pacientes a menudo no se atreven a comerla, lo que les lleva gradualmente e inexorablemente a un estado de desnutrición crónica. Por lo que respecta a la población en general, cientos de miles de personas ya no tienen acceso a un médico en el sistema público, ni siquiera a la atención de urgencia inmediata en muchos hospitales, a no ser que puedan permitirse el lujo de acudir a un tratamiento privado o fuera de la provincia. En resumen, la estructura general de gestión se ha vuelto tan deficiente en tantas áreas que ahora es objeto de denuncias casi diarias en los medios de comunicación.

Sesenta años después de la reforma de los años 1960, hay que constatar que después del entusiasmo de los primeros años, generado por los beneficios esperados pero nunca realizados de esta reforma improvisada, toda la élite política e intelectual de la provincia de Quebec, con la colaboración indiferente de los sindicatos de profesores, se volvió rápidamente completamente indiferente a la calidad de la educación de su propia generación siguiente, con los resultados que se pueden observar ahora.

En 2021, oímos hablar de una tasa de analfabetismo que alcanza el 60% en ciertas regiones del Quebec, sin que en los círculos educativos, ni siquiera en los políticos, se tome conciencia de la urgencia de actuar y de que la solución a esta situación catastrófica para la supervivencia de nuestra cultura pasa necesariamente por un aprendizaje consecuente de todas las competencias verbales a su debido tiempo, es decir, antes de los 7 años para todos los niños.

Lo que está ocurriendo en Quebec en el ámbito de la educación debería ser una advertencia para todas las sociedades tentadas de descuidar la enseñanza adecuada de la lengua materna hasta un nivel de autonomía mínimo en el momento oportuno, es decir, a más tardar en el primer año de la escuela primaria, y de favorecer la especialización temprana en detrimento de la enseñanza de una amplia base de conocimientos generales en el nivel secundario.

Este proyecto de investigación pone ahora a disposición de la comunidad educativa el conjunto de las investigaciones que confirman los beneficios del aprendizaje temprano de todas las habilidades lingüísticas.


Todas las publicaciones del proyecto "Neurolingüística General" están disponibles aquí:

INDEX - Neurolinguistica General




Top Of Page